Lo que no digerimos en la vida

Alimentos no adecuados, emociones negativas, situaciones pasadas, procesos de estrés demasiado prolongados… Con ellas, creamos “Ama” en relación a todo aquello que no conseguimos digerir. 

Cuanto menos Ama, más energía vital dispondremos. Analizamos detenidamente este concepto, y en especial como conseguir no generarlo.

¿Como evitar “ama” en nuestro cuerpo?

Antes de comenzar cualquier tratamiento o terapia, siempre lo más adecuado es limpiar o “vaciar” nuestro cuerpo de toxinas, al igual que ocurre cuando nos disponemos a reformar una habitación de nuestra casa, primero debemos limpiarla para luego llenarla.

Todos sabemos que el cuerpo y la mente están unidos, por lo tanto para curar la mente hay que curar primero el estomago y a la inversa. El colon es el principal lugar de absorción de prana y el punto inicial de muchas enfermedades.

Según el Ayurveda en el momento que el cuerpo se desequilibra este crea una toxina llamada “ama”, un acumulo de reacciones químicas que van liberándose en nuestra sangre, obstruyendo nuestro cuerpo y nuestra mente.

Al ingerir ciertos alimentos que nuestro cuerpo no puede digerir ni absorber, se van acumulando en el intestino delgado, es entonces cuando se transformar en esta sustancia tóxica.

 Posibles causas de producción de ama
  • Tener el fuego digestivo (agni)  debilitado o dañado.
  • Sufrir de estreñimiento, lo que provoca la retención de alimentos.
  • Mala alimentación.
  • Acidificación en la sangre a causa del exceso de ciertos alimentos o de malos hábitos (carnes, embutidos, alcohol, tabaco, estrés).
  • Mala combinación de alimentos.
  • Actitudes mentales o emociones negativas.

Como evitar la formación de ama

  • Comer siempre en un ambiente tranquilo, en buena compañía, sin distracciones.
  • Concentrarse en lo que le estamos dando a nuestro cuerpo, estando presentes.
  • Masticar bien los alimentos, comer despacio.
  • Evitar comer si no se tiene hambre.
  • No comer comidas demasiado grasas ni pesadas, sobretodo por la noche.
  • No beber mucho líquido durante las comidas, y si se hace que sea en sorbos pequeños.
  • Evitar el café, el alcohol y el tabaco.
  • Al terminar de comer, permanecer 5 minutos sentado y a continuación dar un paseo para facilitar la digestión.
  • Esperar al menos 3 horas antes de irnos a dormir.
  • Cenar ligero.
  • Evitar alimentos y bebidas muy frías o muy calientes, debilitan el aparato digestivo.
  • No comer comidas “chatarra” o alimentos procesados, recalentados, sobras, etc…
  • Disminuir el consumo de carne.
  • No reprimir las emociones.
  • Alejarse de personas o situaciones que nos dañan.
  • Practicar algún tipo de deporte o simplemente andar diariamente una hora.
  • Reservar cada día un tiempo para la meditación, nos ayudará a procesar y asimilar nuestros pensamientos y emociones.

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 29 de Julio de 2016.

Fotografía Mukhas Collection

Anuncios

La autentica libertad

 

“La libertad más grande es la libertad del pasado.” Jiddu Krishnamurti

La mente habita en el pasado. Si se lo permites, tu pensamiento tenderá a acudir al ayer impidiéndote vivir plenamente el presente.

El pasado puede constituir un filtro, una limitación. Entendemos la realidad actual en función de nuestras experiencias, de lo vivido. Construimos una cárcel de modo inconsciente. Permaneciendo en su interior, entre sus muros, jamás experimentaremos la libertad absoluta.

La rutina, la costumbre, nos lleva a continuar actuando del mismo modo. Una parte de nosotros/as no desea realmente cambiar pues ello implica esfuerzo, incomodidad. Aun con sus contrariedades, es “nuestra prisión”, estamos familiarizados con ella.

Escuchamos esa voz interna que trata de convencernos y aceptamos como cierto lo que nos dice. Pero quedarse conlleva un coste elevado: la carencia de libertad. Y de esa privación emergen a su vez, en mayor o menor medida, todos nuestros problemas.

El primer paso para librarnos de estos pensamientos restrictivos es tomando conciencia de que existen, de que están ahí. El siguiente y definitivo será alejarnos de ellos para que no nos afecten. Todos/as tenemos un pasado, eso es evidente. Pero ello no implica que nos convirtamos en él.

Pequeños rastros serán suficientes para arrastrarnos de nuevo hacia atrás, dificultando que avancemos de forma correcta, impidiéndonos evolucionar. No consiste en olvidar nuestro pasado pues éste es parte inherente de nosotros/as, de lo que somos. La clave es aceptarlo plenamente, sin negación.

“La meditación es volver a la nada para poder crearlo todo.” Sri Swami Purohit

Imagen y texto Sri Swami Purohit