Respira…y olvídate del insomnio

Ya estamos metidos de lleno en el mes de septiembre, dentro de poco empezaremos a notar como los días se acortan, oscurece antes, y nuestros hábitos de vida pasan a un plano más relajando e introspectivo.

Todos estos cambios a veces nos pueden resultan un tanto incómodos y notar como a nuestro cuerpo le cuesta acostumbrarse. Uno de los momentos en donde solemos ser más sensibles al cambio de rutina es a la hora de dormir, pero afortunadamente siempre tendremos a mano la herramienta más poderosa que existe para que no nos afecten en nuestro descanso nocturno, la respiración.

Si estas empezando a notar ciertos síntomas de insomnio y te cuesta conciliar el sueño, te recomiendo este ejercicio respiratorio y de conciencia corporal.

Túmbate boca arriba, separa tus piernas y deja caer los pies relajados hacia los lados. Toma una inspiración larga y profunda, mantén el aire en tus pulmones mientras cuentas hasta tres. A continuación expulsa el aire, suave y lentamente.

Repite este ciclo de respiración varias veces.

Se consciente de todo tu cuerpo, esta vez dirigiendo la inspiración a cada zona, tus manos, piernas, pecho, espalda…

Imagina que con cada inspiración vas llenando tu interior de luz, una luz blanca, y con cada exhalación eliminas toda tensión y todo bloqueo interno, incluyendo pensamientos, obsesiones y todo lo que enturbie tu mente.

Déjate ir, y mantente en ese estado el tiempo que necesites.

Cuando estés preparado para recuperar el control de tu cuerpo, empieza a moverlo lentamente, estírate y abre tus ojos.

Namasté

Fotografía Aomm.tv

 

 

Anuncios

Meditacion Yoga Nidra

image

Hoy me gustaría hablaros del Yoga Nidra, un método milenario, que personalmente me encanta, suelo utilizarlo al final del día, antes de dormir.
El yoga Nidra es una forma de meditación, recomendada especialmente para relajar y soltar el cuerpo y la mente.

Esta técnica nos ayuda a entrar en un estado de relajación, y facilitar el descanso nocturno. Esto se consigue utilizando la respiración y aflojando uno a uno todos nuestros músculos, explorando cada zona del cuerpo.

La diferencia de esta meditación es que no es necesario mantener ninguna postura, simplemente te puedes tumbar en Shavasana, en tu mat, o en la cama, cómodamente. Lo único que hay que tener en cuenta es intentar estar presentes, respirando en el aquí y en el ahora, estando consciente e intentar no dormirte.

Al empezar y terminar Yoga Nidra, se suele emplear Shankalpas (resoluciones afirmativas), son frases cortas y positivas, que se repiten tres veces, sintiéndolas y visualizándolas como si ya formasen parte de nosotros. El objetivo es realzar algún aspecto que creemos necesitar.

Si por ejemplo tienes la sensación habitual de estar cansado, y apagado, puedes utilizar la siguiente frase ¡soy una persona vital y llena de energía!, es importante que sientas ese estado y que te visualices en el, como si ya formase parte de ti.

Os dejo dos extractos de la plataforma Aomm.tv, para que podáis conocer algo más sobre esta técnica.

Respira, suelta y sana
Relajación profunda con Yoga Nidra

Fotografía Aomm.tv

Namasté