Muladhara “el Chakra que te conecta con la tierra”

Seguro que habrás oído millones de veces el termino de “Chakra”, pero quizá no sepas exactamente cual es su significado ni la función que tiene.

Chakra significa “rueda”, y son siete los principales, se dice que son núcleos de energía o centros energéticos. Están situados a lo largo de la columna vertebral.

Hoy me gustaría hablarte del primero de ellos.

Muladhara Chakra

Este primer Chakra se encuentra situado en la base de la columna, en el perineo, entre el ano y los genitales. Esta relacionado con la reproducción, la supervivencia, todo lo relacionando con el mundo material. Nos conecta con la tierra y nos aporta seguridad en nosotros mismos.

Este Chakra al igual que el resto puede encontrarse abierto, o cerrado y bloqueado.

Se dice que un Chakra está en un nivel optimo cuando a modo de remolino su energía gira en el sentido de las agujas del reloj, y a la inversa cuando está cerrado.

¿Como distinguir que Muladhara Chakra funciona correctamente?

  • La persona tiene inmensas ganas de vivir.
  • Muestra poder y vitalidad.
  • Está en un estado de “aquí y ahora”

¿Y si está cerrado?

  • Sensación de falta de vitalidad.
  • Tenderá a evitar cualquier tipo de actividad física.
  • Puede caer habitualmente en la enfermedad.
  • Falta de disciplina.

La mayoría de las personas solemos tener tres o cuatro chakras cerrados en algún momento determinado.

Los  chakras metabolizan la energía y nos facilitan información sobre el mundo que nos rodea.

Gracias al Yoga puedes mantener los chakras activos y en buen funcionamiento.

Aquí te dejo un enlace para que puedas conocer las asanas enfocadas a abrir Muladhara Chakra. a través de la plataforma Aomm.tv

Namaste

Fotografía Aomm.tv

Anuncios

La Energía vital o el prana

La autentica libertad

 

“La libertad más grande es la libertad del pasado.” Jiddu Krishnamurti

La mente habita en el pasado. Si se lo permites, tu pensamiento tenderá a acudir al ayer impidiéndote vivir plenamente el presente.

El pasado puede constituir un filtro, una limitación. Entendemos la realidad actual en función de nuestras experiencias, de lo vivido. Construimos una cárcel de modo inconsciente. Permaneciendo en su interior, entre sus muros, jamás experimentaremos la libertad absoluta.

La rutina, la costumbre, nos lleva a continuar actuando del mismo modo. Una parte de nosotros/as no desea realmente cambiar pues ello implica esfuerzo, incomodidad. Aun con sus contrariedades, es “nuestra prisión”, estamos familiarizados con ella.

Escuchamos esa voz interna que trata de convencernos y aceptamos como cierto lo que nos dice. Pero quedarse conlleva un coste elevado: la carencia de libertad. Y de esa privación emergen a su vez, en mayor o menor medida, todos nuestros problemas.

El primer paso para librarnos de estos pensamientos restrictivos es tomando conciencia de que existen, de que están ahí. El siguiente y definitivo será alejarnos de ellos para que no nos afecten. Todos/as tenemos un pasado, eso es evidente. Pero ello no implica que nos convirtamos en él.

Pequeños rastros serán suficientes para arrastrarnos de nuevo hacia atrás, dificultando que avancemos de forma correcta, impidiéndonos evolucionar. No consiste en olvidar nuestro pasado pues éste es parte inherente de nosotros/as, de lo que somos. La clave es aceptarlo plenamente, sin negación.

“La meditación es volver a la nada para poder crearlo todo.” Sri Swami Purohit

Imagen y texto Sri Swami Purohit

42 días en el corazón

Reto, objetivo, meta…cuando pensamos en estas tres palabras nos acordamos de todas esas cosas que vamos aplazando, y que en el fondo sabemos que si las hiciésemos estaríamos mejor, nos sentiríamos mejor.

Siempre he pensado que para alcanzar algún desafío personal habría que pasar por malos momentos de debilidad y sufrir.

Al enfocar la vida de una forma más espiritual te das cuenta de que “para vencer al enemigo hay que conocerlo”, y de que todas las cosas son creadas por la mente, pero no pueden ser destruidas por ella.

Aunque a la mente no hay que considerarla como nuestra enemiga, si que hay que conocer sus estrategias, hacerla nuestra y entrenarla.

He querido titular a este post 42 días, gracias a una de las enseñanzas de Sri Swami Purohit, gran maestro espiritual al que admiro desde hace tiempo.

42 días es el tiempo que una sustancia permanece en el cuerpo, ¿qué quiere decir esto?, que si por ejemplo queremos deshacernos de un hábito, como por ejemplo, tomar café o azúcar, ese es el tiempo que debemos alejarlo de nosotros, para que desaparezca de nuestro cuerpo físico, pero para dominar la situación en ese proceso entrará en juego la mente y sus impresiones.

Tanto si te trata de un mal hábito como de un comportamiento, primero es necesario tener claridad mental, eso se consigue con la práctica de la meditación, segundo teniendo claro nuestro objetivo y mantenernos en él sin desistir.

Durante ese periodo de tiempo, nos enfrentaremos a momentos de debilidad, que nos servirán de enseñanza, es ahí cuando podemos aprovecharlos para trabajar con nuestra mente, observarla, conocer sus estrategias, y aprender a bajar su volumen o apagarla.

 

Cada vez que nos sintamos tentados a hacer aquello de lo que realmente queremos alejarnos, no pondremos nuestra atención en la mente sino más allá, en nuestro corazón, ya que es ahí donde se encuentran las decisiones correctas y acordes a nuestra verdadera existencia.

Utilizar esta técnica es sumamente importante para ser dueños de nuestra vida y de nuestras decisiones.

Namasté

Fotografía *Joyas Mala de Rudraksha y gemas de Mukhas Collection 

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 19 de Mayo de 2016.

El barco y el agua

Así como el barco y el agua viven en equilibrio y armonía: el  barco se desliza y navega por el agua sin permitir que el agua penetre en su casco y le hunda; de la misma manera, una persona espiritual tiene que relacionarse con el mundo, vive en el mundo pero no permite que el mundo entre en su mente, que le afecte. El mundo no debe regir tu vida, ni perturbarte y eso, sólo es posible cuando conectas con el corazón y permaneces  anclado en él, ¡entonces, nada puede ya alterar tu paz!

Sri Swami Purohit

Yoga: lo que su práctica te enseña

El yoga siempre ha tenido y tendrá un mensaje universal para todo el que lo practica, es la unión con uno mismo y con lo divino, pero dependiendo de cada persona, y del lugar en donde te encuentres dentro de tu trayecto vital, te indicará unas “claves o mensajes” siendo el objetivo final el mismo para todos, reconocer su autentica enseñanza.

Hoy me gustaría hablaros de mi experiencia personal , de lo que el yoga me ha ido aportando sobre la esterilla y fuera de ella:

Fluir
Tanto en la esterilla como en la vida, tenemos que relajarnos y fluir, si no ponemos resistencia todo es más fácil, y natural. Cada experiencia, cada momento es único e irrepetible, ni mejor, ni peor, simplemente forma parte de nuestro aprendizaje, fluye.

Aceptación
Igual que tras una tormenta siempre termina saliendo el sol, pienso que es importante tener en cuenta que cada día de práctica es diferente. Lo mismo ocurre con la meditación, unos días te encuentras relajado y flexible, y otros en cambio todo lo contrario, tu concentración disminuye y te sientes alejado de tu centro, es en esos días cuando hay que aceptar y no esperar resultados.

Regularidad
Lo importante no es el número de asanas que realices, sino la calidad, y regularidad en la práctica, más valen dos asanas realizándolas con lentitud y consciencia que veinte, de forma rápida y sin sentido.

Practica
Yoga es práctica, práctica y más práctica. Puedes tener una gran biblioteca sobre libros de yoga, aprenderte todo el nombre de las asanas en sanscrito, pero si no practicas, no hay yoga, tan solo conocimientos, no conexión.

Reflexión
Otro de los hábitos que he aprendido, ha sido el de ser más consciente y reservar unos minutos cada día, para reflexionar, lo mejor es hacerlo una vez terminada la práctica, ya que tanto nuestro cuerpo como nuestra mente, se encuentran en un estado de relajación y de presencia. Ten siempre una pequeña libreta para tomar notas de las reflexiones que has sentido.

Agradecimiento
El yoga es un regalo hacia uno mismo, un espacio de tiempo para escucharse, sentirse y quererse. Es por ello que llega a ser realmente necesario demostrar una actitud de agradecimiento, al finalizar nuestra práctica, sellándola con un mantra, una oración o un gesto. De esta forma dirigimos nuestra gratitud hacia el universo, hacia la conexión con lo divino.

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Aomm.tv el 24 de marzo de 2016.
Fotografia Aomm.tv

Preguntas para vivir conscientemente

 

Imagen*Joyas Mala de Rudraksha y gemas de Mukhas Collection 

Es habitual que cuando hemos implantado el yoga en nuestra vida y nos introducimos en el mundo espiritual, queramos ampliar ese estado de plenitud y llevarlo más allá de la esterilla.
Es entonces cuando “el buscador” que llevamos dentro empieza a indagar y a escucharse para superar su existencia y vivir una vida más plena.

Como siempre la mejor forma de hacerlo es a través de la reflexión, de las preguntas y siendo conscientes de como las actividades diarias afectan a nuestro nivel de energía y de consciencia.

Hoy comparto con vosotros algunos pasos para vivir de forma más consciente:

-Empieza a evaluar tu entorno, el lugar donde vives, donde trabajas ¿te gusta?, ¿ mejorarías algo?, ¿sobran cosas?, ¿es un lugar tranquilo o todo lo contrario?, ¿es un lugar bonito y ordenado?.

-A continuación haz lo mismo con tu entorno social, ¿con quien te sueles relacionar?, ¿tus amistades tienen inquietudes similares a las tuyas?, ¿te ayudan a superarte a ti mismo y dar lo mejor de ti?. Una vez contestes estas preguntas, surgirán solas otras respuestas, por ejemplo los lugares por donde te mueves en tus ratos libres, y en que empleas tu valioso tiempo.

-Otro paso muy importante es valorar todo lo que absorbe tu mente cada día, ¿que programas, series y películas ves?, ¿que música escuchas?, ¿que tipo de lecturas sueles leer?.

Al hacerte todas estas preguntas y las respondas sinceramente, descubrirás que son una valiosisima herramienta para empezar a moverte hacía el lugar donde quieres estar, modificando todo aquello que no está acorde con tu esencia y te limita.

Un buen momento para ello es al finalizar el día, revisalo ¿como fue?, ¿ añadirías o eliminarías algo?. No olvides tampoco que la meditación es la mejor forma de escucharte y de conocerte profundamente, al igual que la práctica de japa, para aumentar tu concentración y claridad mental.

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 4 de Marzo de 2016.

Honrar el vacío

 

image

Desde su nacimiento, el ser humano está acostumbrado a viajar con la maleta llena, la sociedad nos ha acostumbrado a ello. Desde niños tendemos a acumular posesiones, ideas, conceptos, creencias. Estamos tan habituados a ello que la palabra vacío, nos da miedo, nos crea ansiedad y nos hace sentir inseguros.

Lo más triste de todo, es que la mayoría de la gente, acepta esa forma de vivir para toda sus vida, buscando fuera de si mismo lo que siempre ha estado ahí, dentro del mismo ser.
Llenar en exceso nuestra vida ensombrece nuestra verdadera esencia, crear espacio nos ayuda a ver con claridad, sin velos ni mascaras.
El vacío es bello, y hay que honrarlo, ya que es ahí donde conectamos con nuestro yo superior, con nuestra verdad y con nuestro propósito en la vida.
La senda del yoga es el único camino para conseguir espacio en nuestra vida, y volver a lo que siempre hemos sido, seres únicos destinados a ser felices.

Pasos para crear espacio

  • Siéntate cada mañana en silencio, toma lápiz y papel, no hagas nada más, solo piensa en tu vida, en que posición te encuentras y hacia donde te diriges.
  • Piensa en lo que te hace feliz, o podría hacerte feliz, escribelo.
  • Una vez sepas realmente lo que quieres, pregúntate “como conseguirlo”, escribelo.
  • Ahora que ya sabes el “que” y el “como”, ha llegado el momento de eliminar todo aquello que no necesitas, deshazte de lo que no forma parte de tu esencia, que ocupa espacio y te resta energía.
  • Practica tu meditación diaria, centrate en tu corazón y no en tu mente. Siente el vacío, tu respiración. Las respuestas llegarán automaticamente.
  • Exfuerzate en ser tu mejor yo. Alimentate bien, nutre tu cuerpo, se selectivo, no llenes tu vida por llenar, dirige tu energía correctamente.
  • Estira tu cuerpo a través de asanas, de esa forma crearás espacio en el canal central “sushuma”, situado a lo largo de tu columna vertebral.
  • Descarta todas esas ideas y creencias que has aceptado durante toda tu vida, sin ni siquiera meditar en ellas.
  • Toma la decisión y el compromiso de ser feliz, tu verdadero destino.
Namasté
*Artículo publicado en el blog de Aomm.tv el 5 de febrero de 2016.
Fotografia Aomm.tv