Ensalada templada con calabaza asada

 

La calabaza es uno de los alimentos que últimamente no falta en mi cocina, lo que más me gusta es su versatilidad, puedes preparar innumerables platos con ella, estofados, cremas y purés, ensaladas, o simplemente asada y condimentada con algunas especias.

Esta ensalada es genial para la estación en la que acabamos de entrar, la primavera, una vez preparada la puedes guardar en la nevera y comerla fresquita o recién hecha, y de esta forma aprovechar el contraste de temperatura al incorporarle la calabaza asada.

Es un plato lleno de nutrientes, vitaminas, minerales y grasas saludables.

Ingredientes

  • Rucula y canónigos (1 bolsa)
  • Calabaza (300 gramos)
  • Aceitunas negras (a gusto)
  • 1 Aguacate troceado
  • Frutos secos o semillas (opcional)

Aliño

  • Aceite de oliva (2 cucharadas)
  • Vinagre de sidra (2 cucharadas)
  • Sal
  • Tahin
  • Pimienta
  • Pimenton dulce
  • Hiervas provenzales

Preparación

Trocear la calabaza, ponerla en una fuente de horno, rociar con aceite, sal, pimienta, pimentón dulce y las hiervas provenzales, introducirla en el horno a 200 grados durante 30 minutos.

Mientras se hornea disponer el resto de ingredientes en una ensaladera, la rucula, los canónigos, las aceitunas (negras o verdes sin hueso), y el aguacate.

Preparar el aliño (si la mezcla resulta demasiado espesa puedes añadir un poquito de agua).

Una vez cocinada la calabaza, incorporarla a la ensalada.

Puedes añadirle si lo deseas frutos secos o semillas para darle más variedad de textura.

¡Buen provecho!

Anuncios

Muladhara “el Chakra que te conecta con la tierra”

Seguro que habrás oído millones de veces el termino de “Chakra”, pero quizá no sepas exactamente cual es su significado ni la función que tiene.

Chakra significa “rueda”, y son siete los principales, se dice que son núcleos de energía o centros energéticos. Están situados a lo largo de la columna vertebral.

Hoy me gustaría hablarte del primero de ellos.

Muladhara Chakra

Este primer Chakra se encuentra situado en la base de la columna, en el perineo, entre el ano y los genitales. Esta relacionado con la reproducción, la supervivencia, todo lo relacionando con el mundo material. Nos conecta con la tierra y nos aporta seguridad en nosotros mismos.

Este Chakra al igual que el resto puede encontrarse abierto, o cerrado y bloqueado.

Se dice que un Chakra está en un nivel optimo cuando a modo de remolino su energía gira en el sentido de las agujas del reloj, y a la inversa cuando está cerrado.

¿Como distinguir que Muladhara Chakra funciona correctamente?

  • La persona tiene inmensas ganas de vivir.
  • Muestra poder y vitalidad.
  • Está en un estado de “aquí y ahora”

¿Y si está cerrado?

  • Sensación de falta de vitalidad.
  • Tenderá a evitar cualquier tipo de actividad física.
  • Puede caer habitualmente en la enfermedad.
  • Falta de disciplina.

La mayoría de las personas solemos tener tres o cuatro chakras cerrados en algún momento determinado.

Los  chakras metabolizan la energía y nos facilitan información sobre el mundo que nos rodea.

Gracias al Yoga puedes mantener los chakras activos y en buen funcionamiento.

Aquí te dejo un enlace para que puedas conocer las asanas enfocadas a abrir Muladhara Chakra. a través de la plataforma Aomm.tv

Namaste

Fotografía Aomm.tv

Asana: Tadasana

Tadasana o montaña, también llamada Samastbiti, es una de las primeras asanas que se suelen aprender al iniciarse en la senda del yoga. Aunque a primera vista nos pueda parecer simple, hay que realizarla con consciencia para beneficiarse de sus efectos.

Técnica:

Sitúate de pie, con los pies juntos, y los dedos gordos tocándose. Enraizate bien con el suelo, para ello mantén los dedos de los pies lo más abiertos posible.

Tensa las rodillas, subiendo las rotulas. Manten la zona abdominal hacia dentro y el pecho hacia delante, estira todo lo posible la columna y crece hacia arriba, no dejes que esta se arquee.

Manten tus brazos a los lados del cuerpo, tensándolos y manteniendolos activos.

Permanece en esta posición durante varias respiraciones. Puedes realizarla con los ojos abiertos o cerrados, y de esta forma ser más consciente de las sensaciones.

Intenta que el peso del cuerpo esté repartido en ambos lados.

Tadasana, suele ser la base en el comienzo de cualquier serie, y también está presente entre ciclos de Vinyasas para volver a nuestro centro.

Beneficios:

Aporta ligereza al cuerpo y agilidad a la mente

Nos enseña a permanecer de pie correctamente

Mejora la postura

Fortalece los muslos, rodillas, tobillos, abdomen y nalgas

Estabiliza la mente y mejora la concentración

Namasté

Fotografia: Aomm.tv

 

La visualización en el yoga

Siempre me ha gustado utilizar la imaginación en muchos aspectos de mi vida, crear las cosas primero en mi mente y luego en la realidad.

La técnica de la visualización es una herramienta muy poderosa, para trabajar con nuestra mente subconsciente, y llevarla a planos más elevados.

¡Si puedes imaginarlo puedes conseguirlo!, ¡las cosas siempre son creadas dos veces, primero en la mente y luego en la vida real!, son frases que explican claramente la importancia de saber imaginar y visualizar lo que queremos conseguir en la vida, y nuestra dirección en ella.

En la práctica del yoga, tanto en las asanas como en la meditación cualquier practicante sabe como usar esta técnica, forma parte de la enseñanza.

Si hace poco que has comenzado a introducirte en la senda del yoga, me gustaría compartir contigo, algunos puntos importantes que puedes emplear en la hora de tu práctica.

Asanas

Algunas posturas te pueden parecer sobretodo al principio imposibles de realizar, para corregir esta idea, dedica un tiempo a estudiar esas posturas visualizando vídeos y mirando fotografías, luego llévalas a tu mente, para ello túmbate boca arriba en una postura cómoda, cierra los ojos e imagina como entras en la asana siguiendo las instrucciones que has estudiado. Repite este ejercicio las veces que creas conveniente. Cuando estés en tu mat te será más fácil completarla.

 Meditación

La visualización también es sumamente importante dentro de la meditación. Utilizando la respiración puedes visualizar como al inspirar tu cuerpo se llena de prana, de energía, imagina que absorbes una luz blanca que llena todo tu cuerpo, cuando exhales siente como expulsas todo lo negativo, lo que no necesitas.

Otro ejercicio que puedes practicar es sentir tu cuerpo desde dentro, los órganos, las arterias, o las sensaciones externas, tu piel por ejemplo.

Con la practica de la visualización conseguirás una vida más plena y podrás eliminar obstáculos que quizá no te estén dejando avanzar.

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 14 de septiembre de 2016.

Fotografía Mukhas Collection

La Energía vital o el prana

Lo que no digerimos en la vida

Alimentos no adecuados, emociones negativas, situaciones pasadas, procesos de estrés demasiado prolongados… Con ellas, creamos “Ama” en relación a todo aquello que no conseguimos digerir. 

Cuanto menos Ama, más energía vital dispondremos. Analizamos detenidamente este concepto, y en especial como conseguir no generarlo.

¿Como evitar “ama” en nuestro cuerpo?

Antes de comenzar cualquier tratamiento o terapia, siempre lo más adecuado es limpiar o “vaciar” nuestro cuerpo de toxinas, al igual que ocurre cuando nos disponemos a reformar una habitación de nuestra casa, primero debemos limpiarla para luego llenarla.

Todos sabemos que el cuerpo y la mente están unidos, por lo tanto para curar la mente hay que curar primero el estomago y a la inversa. El colon es el principal lugar de absorción de prana y el punto inicial de muchas enfermedades.

Según el Ayurveda en el momento que el cuerpo se desequilibra este crea una toxina llamada “ama”, un acumulo de reacciones químicas que van liberándose en nuestra sangre, obstruyendo nuestro cuerpo y nuestra mente.

Al ingerir ciertos alimentos que nuestro cuerpo no puede digerir ni absorber, se van acumulando en el intestino delgado, es entonces cuando se transformar en esta sustancia tóxica.

 Posibles causas de producción de ama
  • Tener el fuego digestivo (agni)  debilitado o dañado.
  • Sufrir de estreñimiento, lo que provoca la retención de alimentos.
  • Mala alimentación.
  • Acidificación en la sangre a causa del exceso de ciertos alimentos o de malos hábitos (carnes, embutidos, alcohol, tabaco, estrés).
  • Mala combinación de alimentos.
  • Actitudes mentales o emociones negativas.

Como evitar la formación de ama

  • Comer siempre en un ambiente tranquilo, en buena compañía, sin distracciones.
  • Concentrarse en lo que le estamos dando a nuestro cuerpo, estando presentes.
  • Masticar bien los alimentos, comer despacio.
  • Evitar comer si no se tiene hambre.
  • No comer comidas demasiado grasas ni pesadas, sobretodo por la noche.
  • No beber mucho líquido durante las comidas, y si se hace que sea en sorbos pequeños.
  • Evitar el café, el alcohol y el tabaco.
  • Al terminar de comer, permanecer 5 minutos sentado y a continuación dar un paseo para facilitar la digestión.
  • Esperar al menos 3 horas antes de irnos a dormir.
  • Cenar ligero.
  • Evitar alimentos y bebidas muy frías o muy calientes, debilitan el aparato digestivo.
  • No comer comidas “chatarra” o alimentos procesados, recalentados, sobras, etc…
  • Disminuir el consumo de carne.
  • No reprimir las emociones.
  • Alejarse de personas o situaciones que nos dañan.
  • Practicar algún tipo de deporte o simplemente andar diariamente una hora.
  • Reservar cada día un tiempo para la meditación, nos ayudará a procesar y asimilar nuestros pensamientos y emociones.

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 29 de Julio de 2016.

Fotografía Mukhas Collection

Asana: Dhanurasana

Dhanurasana o postura del arco es una asana que enriquece profundamente nuestra espina dorsal y la flexibiliza.

Técnica

  1. Túmbate en el suelo boca abajo.
  2. Dobla la pierna izquierda y coje el tobillo con la mano.
  3. Dobla la pierna derecha y haz lo mismo.
  4. Manten los brazos estirados y arquea el tronco tanto como puedas.
  5. Empuja con las piernas hacia atrás y hacia arriba.
  6. Nota como el peso del cuerpo se suspende sobre el vientre.
  7. Lleva la cabeza hacia atrás.
  8. Procura que la distancia entre las piernas sea similar a la anchura de tus caderas.
  9. Manten tu atención en la región lumbar.
  10. Permanece en la postura de ocho a diez respiraciones.

Beneficios

  • Perfecciona el sistema circulatorio
  • Da elasticidad a los hombros
  • Aporta un masaje a la médula espinal
  • Estimula los nervios y activa la caja torácica
  • Masajea los órganos abdominales
  • Fortalece todo el cuerpo, sobretodo los músculos pectorales y dorsales

Nota: Si al principio notas que es una postura demasiado intensa para ti, intenta ir arqueando únicamente el torso, y poco a poco, con el tiempo puedes ir subiendo las piernas a la vez, para completar la postura.

Namasté

Fotografía Aomm.tv

 

Los sabores de la vida

Todo en nuestra vida tiene un sabor, ¿cuántas veces escuchamos cosas así como…¡qué trago más amargo!, ¡me endulzas la vida!, ¡qué persona más salá!?

Los sabores están asociados a nuestra vida, aunque siempre los relacionemos con la comida, son energía.

La medicina ayurvédica, nos dice que cuando ingerimos algo, lo primero que nos encontramos es el gusto o “rasa”, y que la esencia de los alimentos es el sabor, y la esencia del sabor es la energía.

Al igual que todo lo que forma parte del universo, cada sabor se compone de los cinco elementos, y nos van a afectar tanto en la mente como en el cuerpo y en nuestro mundo espiritual.

Cada persona puede hacer que su vida sea dulce, amarga o picante.

El sentido del gusto afecta directamente a nuestro sistema nervioso a través de la energía vital o “prana”.

Los cinco sabores

Sabor dulce

Relacionado con el elemento agua y tierra. Nos nutre e incrementa los tejidos. Apacigua el hambre, y la sed. Nos produce bienestar, tranquilidad y nos seda. Miel, calabaza, zanahorias, chirivía, todos los granos integrales, frijoles, lentejas, productos lácteos.

Sabor amargo

Sus elementos aire y éter. Equilibra y restaura los demás sabores, purifica, antiinflamatorio, actúa contra los parásitos, beneficioso para evitar el sobrepeso. Cúrcuma, endivias, rábanos, lechuga, apio, espárragos.

Sabor ácido

Elemento fuego y tierra. Aumenta el apetito, nos ayuda con la digestión, es carminativo, a nivel emocional nos despierta la conciencia y el espíritu. Limón, pepinillos, ciruelas, mandarinas, yogurt.

Sabor salado

Elemento agua y fuego. Estimula la digestión, nos ayuda a eliminar secreciones, en exceso retiene líquidos. Sal, salsa de soja, gomasio, algas.

Sabor picante

Elemento fuego y aire. Es purificante, también estimula las secreciones y el fuego digestivo “agni”, es curativo, reduce la obesidad. Nos hace extrovertidos, pero en exceso nos puede volver irritables. Cebolla, ajo, romero, hierbabuena, canela, jengibre, pimienta.

Sabor astringente

Elemento tierra y aire. Nos seda, cura úlceras y hemorragias. Nos hace más introvertidos, en exceso nos volverá inseguros. Banana, membrillo, té…

Para encontrar el equilibrio en la vida, a la hora de alimentarnos es importante que en nuestros platos podamos encontrar además de variedad de colores, los cinco sabores, de esta forma nos sentiremos saciados y en sintonía con la vida.

Namasté,

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 25 de Junio de 2016.

Fotografía Mukhas Collection

Ruturcharya o “rutina estacional”

Según la medicina Ayurvédica,todas las personas deberíamos empezar a hacer un cambio de rutina unos quince días antes de cada cambio de estación, empezando por una limpieza profunda de nuestro cuerpo, interior y exteriormente. Para ello podemos comenzar con un par de días de ayuno, alimentándonos con frutas, verduras, jugos, infusiones y agua, ofreciéndole un descanso a nuestro cuerpo y a nuestra mente.

Una vez hemos eliminado las toxinas acumuladas, es momento de implantar nuevos hábitos que aunque los incorporemos lentamente, a la larga notaremos un profundo cambio en nuestra vida.

A continuación os dejo un listado, ejemplo de rutinas para dos semanas, aunque la lista la podéis modificar a vuestro gusto, teniendo en cuenta que todo nuevo cambio ha de ser una mejora personal. También puede variar el tiempo para implantarlas, dos semanas, tres, cuatro…, lo importante es que el cambio sea algo natural y consciente.

Rutinas

Primera semana

• Revisa tus armarios y tu nevera, elimina todos los alimentos en mal estado, procesados, con azucares añadidos.
• Prescinde del microondas y de recalentar tus alimentos.
• Sustituye los azucares por stevia, frutas, pasas, sirope de ágave…
• Hazte con una buena provisión de frutas y verduras.
• Cambia la decoración de tu casa. Elimina lo viejo, lo que no uses. Minimiza.
• Toma un suplemento de Vitamina C.
• Incorpora ejercicios de Pranayama diarios, puedes empezar con tan solo cinco minutos.
• Reemplaza el café por infusiones de hierbas.
• Pásate a lo integral, pan, cereales, pasta.

Segunda semana

• Haz ayuno de noticias, ¡apaga la televisión!
• Mejora tus compañías.
• Ten más contacto con la naturaleza.
Medita diez minutos cada día.
• Lee temas espirituales.
• Toma cada día zumo de naranja.
• Reduce el consumo de proteínas animales.
• Sal a pasear.
• Incorpora especias a tus alimentos (cúrcuma, canela, cardamomo).
• Reserva tiempo para darte un masaje.
• Sonríe.
• Perdona, olvida, deja ir.

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Aomm.tv el 23 de junio de 2016.

Fotografía Aomm.tv

Asana: Salamba Sarvangasana & Halasana

El significado de Alamba es apoyo, sa junto y Sarvanga todo, completo. Por lo tanto su nombre completo sería algo así como “todo el cuerpo apoyado”. También se la reconoce como “postura de la vela”, por su similitud al permanecer el cuerpo totalmente recto y en vertical.

Técnica:

Comienza tumbado de espaldas, con las piernas estiradas y los brazos a los lados del cuerpo. Las palmas de las manos hacia abajo. Ejerce presión con ellas en el suelo y sube las piernas, doblando las rodillas, dirigiéndolas hacia el vientre.

Respira profundamente un par de veces. Aprovecha la espiración para levantar las caderas del suelo. Apoya las manos en ellas. Intenta que el apoyo del cuerpo esté en la parte posterior de la cabeza, en los hombros y en los codos, esto es sumamente importante para no lastimarte el cuello.

Con una espiración estira las piernas, y apunta los dedos hacia arriba.

Permanece en esta postura durante 5 a 8 respiraciones.

Deshaz la postura lentamente, apoyando vertebra a vertebra toda la espalda en el suelo o puedes entrar en Halasana, la postura que la complementa.

halasana
Halasana

La postura de Halasana es parecida a un arado, de ahí su nombre, Hala significa arado. Es una asana rejuvenecedora y suele ser la continuación de Saravangasana o postura de la vela.

Técnica:

Comienza en Sarvangasana (postura de la vela).

Coloca las manos en la parte media de la espalda. Puedes mantenerlas ahí o bajarlas al suelo y juntarlas. Las piernas se dirigen hacia atrás, pero si no te es posible, puedes mantenerlas dobladas, delante del rostro.

Hay que intentar que el tronco permanezca perpendicular al suelo, y que la presión contra el suelo sea con la base de la cabeza, y no con el cuello.

Permanece en esta postura de cinco a ocho respiraciones.

Beneficios:

Tanto la una como la otra son posturas que tienen un efecto rejuvenecedor, sobre todo en los órganos abdominales.

Con Halasana, la columna recibe gran parte de sangre, gracias a la flexión, lo que hace que sintamos un gran alivio si sufrimos de dolores de espalda.

Salamba Sarvangasana, nos aporta un montón de beneficios, ya que muchos organos endocrinos y glándulas se bañan de sangre y segregan hormonas que hacen que nuestro cuerpo y cerebro se encuentren en perfecta armonía.

Actua favorablemente evitando el estreñimiento, trastornos menstruales, hemorroides y hernia inguinal.

Nos aporta vitalidad.

Precauciones:

No intentes realizar Salamba Sarvangasana si sufres de tensión alta o de alguna lesión en el cuello.

Namasté

Fotografía Aomm.tv