El barco y el agua

Así como el barco y el agua viven en equilibrio y armonía: el  barco se desliza y navega por el agua sin permitir que el agua penetre en su casco y le hunda; de la misma manera, una persona espiritual tiene que relacionarse con el mundo, vive en el mundo pero no permite que el mundo entre en su mente, que le afecte. El mundo no debe regir tu vida, ni perturbarte y eso, sólo es posible cuando conectas con el corazón y permaneces  anclado en él, ¡entonces, nada puede ya alterar tu paz!

Sri Swami Purohit

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s