Renacer y renovarse en primavera

No se vosotros, pero a mi la primavera es una estación que me encanta, por muchos motivos, por ejemplo, oscurece más tarde, la temperatura es cálida, es más fácil levantarse temprano, y la naturaleza brilla con todo su esplendor.
En primavera la energía es ascendente y activa, ya lo dicen “la primavera la sangre altera”.
Normalmente en está estación nuestro apetito disminuye y nuestro cuerpo de forma natural se centra en limpiarse a si mismo, tanto a nivel físico, como a nivel emocional, es por eso que nuestras emociones estén más a “flor de piel”.

Personalmente siento que es una estación para renovarse, y de ver las cosas de forma diferente, entrando más en contacto con nuestra verdadera naturaleza.

Al igual que en el resto de estaciones, la primavera requiere de unas pautas a la hora de alimentarnos, para poder recibirla con vitalidad y alegría.

En primavera el hígado y la vesícula biliar son los órganos que requieren más atención y cuidado, y dentro de la medicina china su elemento es madera.

Alimentos en primavera

Evitar los alimentos grasos y pesados, también los alimentos muy salados como la salsa de soja, miso, carnes, huevos, embutidos, quesos…
Intentar que nuestra dieta sea lo más ligera posible, plantas tiernas, hojas verdes frescas, germinados, y granos integrales.
Tomar infusiones de te de menta, diente de león, te verde.
Opta por la fruta para tus desayunos, en licuado o entera, te ayudaran a depurar tu organismo.
Hiervas pungentes, albahaca, hinojo, mejorana, romero,perejil, eneldo, hojas de laurel, cardamomo, cúrcuma.
Verduras de raíz y dulces, como la zanahoria, chirivía, nabo, rábano.
Incluir también algas, cebollas, limones y ajos, para limpiar y liberar nuestro cuerpo de residuos.
La espirulina es un alga de gran ayuda en primavera, para desintoxicarnos de los excesos del invierno, la podéis encontrar en capsulas o en polvo.
El cardo mariano, está especialmente indicado para desintoxicar el hígado y estimular su regeneración.

Preparación de los alimentos

Cocina tus alimentos de una forma más simple.
Come diariamente alimentos crudos (traen renovación).
Cuece tus alimentos por menos tiempo pero a más temperatura (salteados).
Cuando cocines con agua, no utilices mucha,lo ideal es una cocción ligera o al vapor.

Recomendaciones

Al ser el hígado el órgano más congestionado en primavera, es habitual sentirnos tensos y alterados,  por eso es recomendable realizar actividades que nos relajen, pasear en las horas más cálidas, practicar yoga y meditación, pintar, escuchar música relajante, estar en la naturaleza…

“La naturaleza nos ofrece en esta estación la oportunidad de renovarnos y de renacer, fluir y seguir sus señales es la mejor lección que podemos aprender”

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 21 de Abril de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s