Este invierno, ¡Siéntete radiante!

Hace unos meses compartí con vosotros un artículo en donde os hablaba sobre como mantener una energía saludable en otoño, ahora, que estamos sumergidos en pleno invierno he pensado que es buena idea, indagar un poco en la estación más fría y oscura del año.

El invierno tiene su parte mágica,  es una época de descanso, tiempo para la meditación profunda, y para almacenar nuestra energía. También nos volvemos más receptivos e introspectivos. Tanto el frío como la oscuridad nos empujan de alguna manera hacia dentro, lo que nos invita a conocernos más profundamente.

Hay que tener cuidado con la parte menos positiva de esta estación, ya que por ejemplo corremos el peligro de abandonarnos por completo a la pasividad y sufrir sus consecuencias, aumentar de peso, desgana, apatía, temores…

La emoción que prevalece en invierno es el miedo, los riñones y la vejiga son los órganos que se ven más afectados. También se dice que la capacidad auditiva aumenta en invierno, siendo más sensibles a los sonidos, siempre que tengamos unos riñones sanos.

Según la fisiología china cada órgano de nuestro cuerpo está relacionado con un elemento, y en este caso el elemento es el agua.

Al igual que en el resto de estaciones, en invierno necesitamos un tipo de alimentación, y buenos hábitos, para que nuestra energía no decaiga y nos sintamos llenos de vitalidad.

Recomendaciones alimentarias

  • Toma alimentos salados y amargos (sin abusar), ya que promueven el descanso y la concentración. Este tipo de alimentos enfrían la parte exterior de nuestro cuerpo,  y llevan el calor hacia el interior.
  • Opta por las sopas espesas, calientes, los granos integrales, miso, salsa de soja, algas, nueces, semillas…
  • Elige verduras como endivias, nabos, apio, espárragos, alfalfa.
  • Compra tus frutas y verduras en mercados locales, y que sean alimentos de temporada.
  • Busca la parte amarga de algunas frutas y verduras, por ejemplo la ralladura de limón, hojas exteriores de col…
  • Añade cereales como el centeno, avena, quinoa, amaranto, trigo sarraceno. Incluyelos en tus desayunos, en forma de porrige.
  • Evita los alimentos fríos, sobre todo por la noche.
  • Utiliza especias para aportarles calor y sabor a tus platos, como el jengibre, cardamomo, pimienta, clavo y ajo.
  • Haz de las infusiones tus aliadas, té rooibois, Chai tea, te blanco, té de menta, té yogui…

image

*Joyas Mala de Rudraksha y gemas de Mukhas Collection

Estilo de vida

  • Cultiva tu interior. Aprovecha las horas más frías del día para escucharte, descansar, meditar…
  • No abandones tu práctica de yoga o el deporte que realizas el resto del año, piensa que la actividad física te fortalece en todos los niveles.
  • Aprovecha las horas de sol, sal a pasear, llénate de su energía.
  • Enfréntate a tus miedos. En invierno está emoción está más acentuada, no aplaces, ni postergues lo que sabes que tienes que hacer. En cuanto notes la emoción actúa inmediatamente, no dejes que el miedo te reste energía.
  • Haz que sea una estación nutritiva, en todos los niveles, eligiendo tus alimentos, tus bebidas, tus libros, tus películas, tus amistades, tu tiempo…

Todas las estaciones tienen características especiales y únicas, ¡aprovéchalas!

Namasté.

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 21 de Enero de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s