Sentir el yoga

image
Fotografia: Mukhas

¿Estas pensando en aprender Yoga, o quizá hace poco tiempo que has comenzado su practica?, me gustaría compartir contigo algunas de las impresiones que he ido recopilando a través de mi experiencia.

 Pienso que una vez inicias esta senda, no hay marcha atrás, te darás cuenta de que poco a poco te vas sumergiendo en su filosofía, te dejas absorber por ella y la asumes como un estilo de vida. Te sienta bien y te sientes bien.
 Uno de los errores más habituales al principio, es pensar que solo consiste en un entrenamiento físico, error. El significado de Yoga es “unión”,cuerpo, mente y espíritu se fusionan para ayudarte a conocer tu verdadera esencia, reencontrarte con tu autentico “yo”.
No importa el tiempo que le dediques, tu decides, lo importante es comprometerte contigo mismo y ser disciplinado, más vale practicar una asana conscientemente y en estado de concentración que quince de ellas, deprisa y mecánicamente, céntrate en tus sensaciones internas.
 Puedo recordar como al principio de mi práctica, al estar dentro de una postura, me sorprendía pensando en cual sería la siguiente que realizaría, en vez de entrar en la asana que estaba practicando, sintiéndola.
También es importante fijar una hora diariamente, para convertirlo en un hábito. Yo elegí las 6,30 de la mañana, ya que a esa hora todavía puedo percibir el silencio, y mi mente está totalmente fresca tras el descanso nocturno, también la temperatura es más adecuada, sobretodo ahora, en verano.
Comprobarás por ti mismo que al cabo de unas semanas de práctica te despertarás automáticamente, sin la ayuda del despertador.
No tengas miedo, ni pienses que no eres lo suficientemente flexible para realizar las asanas, te puedo asegurar que poco a poco, irás comprobando como tu flexibilidad aumenta, y con ello el bienestar interior.
La respiración te ayudará muchísimo, es más, forma parte de la asana. Cuando realices una postura, recuerda inspirar en los momentos de apertura y expirar cuando el movimiento requiera una flexión o torsión.
Recuerda también que es el movimiento quien acompaña a tu respiración,  por ejemplo, al elevar tus brazos mientras inspiras, y una vez termina tu inspiración, bajarlos mientras exhalas. Pero ante todo, piensa que lo más importante es la escucha de tu propio cuerpo, no lo fuerces, mímalo y tratalo con cariño, deja que se vaya adaptando poco a poco a las posturas.
Yoga es un tiempo para ti mism@, dedicatelo.
Namaste

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s