Los sabores de la vida

Todo en nuestra vida tiene un sabor, ¿cuántas veces escuchamos cosas así como…¡qué trago más amargo!, ¡me endulzas la vida!, ¡qué persona más salá!?

Los sabores están asociados a nuestra vida, aunque siempre los relacionemos con la comida, son energía.

La medicina ayurvédica, nos dice que cuando ingerimos algo, lo primero que nos encontramos es el gusto o “rasa”, y que la esencia de los alimentos es el sabor, y la esencia del sabor es la energía.

Al igual que todo lo que forma parte del universo, cada sabor se compone de los cinco elementos, y nos van a afectar tanto en la mente como en el cuerpo y en nuestro mundo espiritual.

Cada persona puede hacer que su vida sea dulce, amarga o picante.

El sentido del gusto afecta directamente a nuestro sistema nervioso a través de la energía vital o “prana”.

Los cinco sabores

Sabor dulce

Relacionado con el elemento agua y tierra. Nos nutre e incrementa los tejidos. Apacigua el hambre, y la sed. Nos produce bienestar, tranquilidad y nos seda. Miel, calabaza, zanahorias, chirivía, todos los granos integrales, frijoles, lentejas, productos lácteos.

Sabor amargo

Sus elementos aire y éter. Equilibra y restaura los demás sabores, purifica, antiinflamatorio, actúa contra los parásitos, beneficioso para evitar el sobrepeso. Cúrcuma, endivias, rábanos, lechuga, apio, espárragos.

Sabor ácido

Elemento fuego y tierra. Aumenta el apetito, nos ayuda con la digestión, es carminativo, a nivel emocional nos despierta la conciencia y el espíritu. Limón, pepinillos, ciruelas, mandarinas, yogurt.

Sabor salado

Elemento agua y fuego. Estimula la digestión, nos ayuda a eliminar secreciones, en exceso retiene líquidos. Sal, salsa de soja, gomasio, algas.

Sabor picante

Elemento fuego y aire. Es purificante, también estimula las secreciones y el fuego digestivo “agni”, es curativo, reduce la obesidad. Nos hace extrovertidos, pero en exceso nos puede volver irritables. Cebolla, ajo, romero, hierbabuena, canela, jengibre, pimienta.

Sabor astringente

Elemento tierra y aire. Nos seda, cura úlceras y hemorragias. Nos hace más introvertidos, en exceso nos volverá inseguros. Banana, membrillo, té…

Para encontrar el equilibrio en la vida, a la hora de alimentarnos es importante que en nuestros platos podamos encontrar además de variedad de colores, los cinco sabores, de esta forma nos sentiremos saciados y en sintonía con la vida.

Namasté,

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 25 de Junio de 2016.

Fotografía Mukhas Collection

Ruturcharya o “rutina estacional”

Según la medicina Ayurvédica,todas las personas deberíamos empezar a hacer un cambio de rutina unos quince días antes de cada cambio de estación, empezando por una limpieza profunda de nuestro cuerpo, interior y exteriormente. Para ello podemos comenzar con un par de días de ayuno, alimentándonos con frutas, verduras, jugos, infusiones y agua, ofreciéndole un descanso a nuestro cuerpo y a nuestra mente.

Una vez hemos eliminado las toxinas acumuladas, es momento de implantar nuevos hábitos que aunque los incorporemos lentamente, a la larga notaremos un profundo cambio en nuestra vida.

A continuación os dejo un listado, ejemplo de rutinas para dos semanas, aunque la lista la podéis modificar a vuestro gusto, teniendo en cuenta que todo nuevo cambio ha de ser una mejora personal. También puede variar el tiempo para implantarlas, dos semanas, tres, cuatro…, lo importante es que el cambio sea algo natural y consciente.

Rutinas

Primera semana

• Revisa tus armarios y tu nevera, elimina todos los alimentos en mal estado, procesados, con azucares añadidos.
• Prescinde del microondas y de recalentar tus alimentos.
• Sustituye los azucares por stevia, frutas, pasas, sirope de ágave…
• Hazte con una buena provisión de frutas y verduras.
• Cambia la decoración de tu casa. Elimina lo viejo, lo que no uses. Minimiza.
• Toma un suplemento de Vitamina C.
• Incorpora ejercicios de Pranayama diarios, puedes empezar con tan solo cinco minutos.
• Reemplaza el café por infusiones de hierbas.
• Pásate a lo integral, pan, cereales, pasta.

Segunda semana

• Haz ayuno de noticias, ¡apaga la televisión!
• Mejora tus compañías.
• Ten más contacto con la naturaleza.
Medita diez minutos cada día.
• Lee temas espirituales.
• Toma cada día zumo de naranja.
• Reduce el consumo de proteínas animales.
• Sal a pasear.
• Incorpora especias a tus alimentos (cúrcuma, canela, cardamomo).
• Reserva tiempo para darte un masaje.
• Sonríe.
• Perdona, olvida, deja ir.

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Aomm.tv el 23 de junio de 2016.

Fotografía Aomm.tv

Asana: Salamba Sarvangasana & Halasana

El significado de Alamba es apoyo, sa junto y Sarvanga todo, completo. Por lo tanto su nombre completo sería algo así como “todo el cuerpo apoyado”. También se la reconoce como “postura de la vela”, por su similitud al permanecer el cuerpo totalmente recto y en vertical.

Técnica:

Comienza tumbado de espaldas, con las piernas estiradas y los brazos a los lados del cuerpo. Las palmas de las manos hacia abajo. Ejerce presión con ellas en el suelo y sube las piernas, doblando las rodillas, dirigiéndolas hacia el vientre.

Respira profundamente un par de veces. Aprovecha la espiración para levantar las caderas del suelo. Apoya las manos en ellas. Intenta que el apoyo del cuerpo esté en la parte posterior de la cabeza, en los hombros y en los codos, esto es sumamente importante para no lastimarte el cuello.

Con una espiración estira las piernas, y apunta los dedos hacia arriba.

Permanece en esta postura durante 5 a 8 respiraciones.

Deshaz la postura lentamente, apoyando vertebra a vertebra toda la espalda en el suelo o puedes entrar en Halasana, la postura que la complementa.

halasana
Halasana

La postura de Halasana es parecida a un arado, de ahí su nombre, Hala significa arado. Es una asana rejuvenecedora y suele ser la continuación de Saravangasana o postura de la vela.

Técnica:

Comienza en Sarvangasana (postura de la vela).

Coloca las manos en la parte media de la espalda. Puedes mantenerlas ahí o bajarlas al suelo y juntarlas. Las piernas se dirigen hacia atrás, pero si no te es posible, puedes mantenerlas dobladas, delante del rostro.

Hay que intentar que el tronco permanezca perpendicular al suelo, y que la presión contra el suelo sea con la base de la cabeza, y no con el cuello.

Permanece en esta postura de cinco a ocho respiraciones.

Beneficios:

Tanto la una como la otra son posturas que tienen un efecto rejuvenecedor, sobre todo en los órganos abdominales.

Con Halasana, la columna recibe gran parte de sangre, gracias a la flexión, lo que hace que sintamos un gran alivio si sufrimos de dolores de espalda.

Salamba Sarvangasana, nos aporta un montón de beneficios, ya que muchos organos endocrinos y glándulas se bañan de sangre y segregan hormonas que hacen que nuestro cuerpo y cerebro se encuentren en perfecta armonía.

Actua favorablemente evitando el estreñimiento, trastornos menstruales, hemorroides y hernia inguinal.

Nos aporta vitalidad.

Precauciones:

No intentes realizar Salamba Sarvangasana si sufres de tensión alta o de alguna lesión en el cuello.

Namasté

Fotografía Aomm.tv

La concentración en el yoga y en la vida

Todo practicante de yoga conoce la importancia de la concentración. Cuando realizas una asana has de sentirla desde tu centro, notar como tus músculos se estiran y se contraen en sintonia con la respiración, y convertir cada momento en autentica presencia. Si mientras estás practicando las posturas estás pensando en lo que tienes que hacer durante el día o en lo que hiciste ayer…eso no es yoga.

La concentración no es solo importante en nuestra práctica de yoga, tenemos que aprender a utilizarla en nuestro día a día, realizando cada actividad al cien por cien, dando lo máximo de nosotros mismos.

¿Cuantas veces has olvidado lo que estabas haciendo por saltar a otra cosa sin darte cuenta?, quizá a veces te sorprendes comiendo o realizando algún hábito que te habías propuesto abandonar, ¿tu olfato te suele avisar de que te dejaste algo al fuego por embaucarte en otra tarea?. A todo esto se le suele llamar multitarea, hacer varias cosas a la vez, obteniendo resultados a medias.

Existen muchas técnicas para potenciar y trabajar la concentración, todas con un único objetivo, entrenar la mente, para que no nos distraiga ni nos aleje de nuestra posición en la vida.

1. Meditación. Emplea al menos 25 minutos cada día en alguna técnica de meditación, puede ser simplemente observar tu respiración con los ojos cerrados o visualizar alguna imagen que te inspire.

2. Recitar Mantras. La repetición de mantras (Japa), es una potente técnica para controlar la mente y ejercitar la concentración.

3. No hacer nada. Reserva cada día 30 minutos para sentarte en silencio, sin hacer nada, solo siendo consciente de ese momento.

4. Utilizar una alarma personal. Cuando te des cuenta de que tu mente divaga y no está siendo consciente del momento, parala, para ello utiliza alguna palabra como señal, asegúrate de que sea corta, por ejemplo ¡stop!, ¡basta!, ¡silencio!.

“La concentración depende de tu mente, y al igual que todos los músculos de tu cuerpo necesita ser entrenada“.

Namasté

*Artículo publicado en el blog de Aomm.tv el 3 de junio de 2016.
Fotografia Aomm.tv

La autentica libertad

 

“La libertad más grande es la libertad del pasado.” Jiddu Krishnamurti

La mente habita en el pasado. Si se lo permites, tu pensamiento tenderá a acudir al ayer impidiéndote vivir plenamente el presente.

El pasado puede constituir un filtro, una limitación. Entendemos la realidad actual en función de nuestras experiencias, de lo vivido. Construimos una cárcel de modo inconsciente. Permaneciendo en su interior, entre sus muros, jamás experimentaremos la libertad absoluta.

La rutina, la costumbre, nos lleva a continuar actuando del mismo modo. Una parte de nosotros/as no desea realmente cambiar pues ello implica esfuerzo, incomodidad. Aun con sus contrariedades, es “nuestra prisión”, estamos familiarizados con ella.

Escuchamos esa voz interna que trata de convencernos y aceptamos como cierto lo que nos dice. Pero quedarse conlleva un coste elevado: la carencia de libertad. Y de esa privación emergen a su vez, en mayor o menor medida, todos nuestros problemas.

El primer paso para librarnos de estos pensamientos restrictivos es tomando conciencia de que existen, de que están ahí. El siguiente y definitivo será alejarnos de ellos para que no nos afecten. Todos/as tenemos un pasado, eso es evidente. Pero ello no implica que nos convirtamos en él.

Pequeños rastros serán suficientes para arrastrarnos de nuevo hacia atrás, dificultando que avancemos de forma correcta, impidiéndonos evolucionar. No consiste en olvidar nuestro pasado pues éste es parte inherente de nosotros/as, de lo que somos. La clave es aceptarlo plenamente, sin negación.

“La meditación es volver a la nada para poder crearlo todo.” Sri Swami Purohit

Imagen y texto Sri Swami Purohit

42 días en el corazón

Reto, objetivo, meta…cuando pensamos en estas tres palabras nos acordamos de todas esas cosas que vamos aplazando, y que en el fondo sabemos que si las hiciésemos estaríamos mejor, nos sentiríamos mejor.

Siempre he pensado que para alcanzar algún desafío personal habría que pasar por malos momentos de debilidad y sufrir.

Al enfocar la vida de una forma más espiritual te das cuenta de que “para vencer al enemigo hay que conocerlo”, y de que todas las cosas son creadas por la mente, pero no pueden ser destruidas por ella.

Aunque a la mente no hay que considerarla como nuestra enemiga, si que hay que conocer sus estrategias, hacerla nuestra y entrenarla.

He querido titular a este post 42 días, gracias a una de las enseñanzas de Sri Swami Purohit, gran maestro espiritual al que admiro desde hace tiempo.

42 días es el tiempo que una sustancia permanece en el cuerpo, ¿qué quiere decir esto?, que si por ejemplo queremos deshacernos de un hábito, como por ejemplo, tomar café o azúcar, ese es el tiempo que debemos alejarlo de nosotros, para que desaparezca de nuestro cuerpo físico, pero para dominar la situación en ese proceso entrará en juego la mente y sus impresiones.

Tanto si te trata de un mal hábito como de un comportamiento, primero es necesario tener claridad mental, eso se consigue con la práctica de la meditación, segundo teniendo claro nuestro objetivo y mantenernos en él sin desistir.

Durante ese periodo de tiempo, nos enfrentaremos a momentos de debilidad, que nos servirán de enseñanza, es ahí cuando podemos aprovecharlos para trabajar con nuestra mente, observarla, conocer sus estrategias, y aprender a bajar su volumen o apagarla.

 

Cada vez que nos sintamos tentados a hacer aquello de lo que realmente queremos alejarnos, no pondremos nuestra atención en la mente sino más allá, en nuestro corazón, ya que es ahí donde se encuentran las decisiones correctas y acordes a nuestra verdadera existencia.

Utilizar esta técnica es sumamente importante para ser dueños de nuestra vida y de nuestras decisiones.

Namasté

Fotografía *Joyas Mala de Rudraksha y gemas de Mukhas Collection 

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 19 de Mayo de 2016.

Respira…y olvídate del insomnio

Ya estamos metidos de lleno en el mes de septiembre, dentro de poco empezaremos a notar como los días se acortan, oscurece antes, y nuestros hábitos de vida pasan a un plano más relajando e introspectivo.

Todos estos cambios a veces nos pueden resultan un tanto incómodos y notar como a nuestro cuerpo le cuesta acostumbrarse. Uno de los momentos en donde solemos ser más sensibles al cambio de rutina es a la hora de dormir, pero afortunadamente siempre tendremos a mano la herramienta más poderosa que existe para que no nos afecten en nuestro descanso nocturno, la respiración.

Si estas empezando a notar ciertos síntomas de insomnio y te cuesta conciliar el sueño, te recomiendo este ejercicio respiratorio y de conciencia corporal.

Túmbate boca arriba, separa tus piernas y deja caer los pies relajados hacia los lados. Toma una inspiración larga y profunda, mantén el aire en tus pulmones mientras cuentas hasta tres. A continuación expulsa el aire, suave y lentamente.

Repite este ciclo de respiración varias veces.

Se consciente de todo tu cuerpo, esta vez dirigiendo la inspiración a cada zona, tus manos, piernas, pecho, espalda…

Imagina que con cada inspiración vas llenando tu interior de luz, una luz blanca, y con cada exhalación eliminas toda tensión y todo bloqueo interno, incluyendo pensamientos, obsesiones y todo lo que enturbie tu mente.

Déjate ir, y mantente en ese estado el tiempo que necesites.

Cuando estés preparado para recuperar el control de tu cuerpo, empieza a moverlo lentamente, estírate y abre tus ojos.

Namasté

Fotografía Aomm.tv

 

 

Tu espacio, tu templo, tu hogar

El hogar de una persona siempre debería de tener un único significado, considerarse como un templo privado y personal, en donde refugiarnos para recuperar nuestra energía y sintonizarnos con nuestra alma.

La sabiduría oriental y el Feng Shui nos ayudan a entender el valor de cada estancia, de cada rincón, y de como nuestro hogar nos puede aportar serenidad y equilibrio o todo lo contrario.

Existen algunas reglas básicas para que nuestra casa se encuentre en un estado de orden y armonía, como por ejemplo eliminar lo que no necesitamos, lo que está roto y estropeado, o lo que ya no está en sintonía con nosotros.

Geoda Ágata Natural
Geoda Ágata Natural de Mukhas Collection

Decorar la casa con gemas naturales es una forma de crear pequeños espacios llenos de magia que nos inviten a la introspeccion y a la relajación.

Existen muchas variedades, cada una de ellas con cualidades que las hacen únicas.

Una de estas maravillas son las gemas Ágata que podréis encontrar en Mukhas Collection, en diferentes formas y colores:

Cualidades de Ágata

  • Nos aleja del miedo.
  • Proteje de enfermedades y equilibra el sistema circulatorio.
  • Nos ayuda a eliminar obstáculos.
  • Propicia una alta espiritualidad.
  • Ayuda a recuperar la autoestima.
  • Restablece la temperatura corporal.
  • Calma, relaja y equilibra.
  • Nos aporta inspiración.
  • Suele emplearse para trabajar con los chakras, utilizándose diferentes colores de acuerdo al color de cada ágata.
  • Representa al planeta tierra en el cosmos.
Geoda Ágata Natural
Geoda Ágata natural de Mukhas Collection

Si queréis ampliar la información sobre la importancia de las gemas naturales y el Feng Shui, no dejéis de leer este artículo en el blog de Mukhas Collectión.

Namasté

Fotografía Rodajas de Ágata de Mukhas Collection

 

Los alimentos como energía

Uno de los objetivos a la hora de alimentarnos es el de llenarnos de energía y proporcionar los nutrientes adecuados a nuestro cuerpo, pero no siempre tenemos en cuenta este concepto cuando nos sentamos en la mesa.

El significado de alimentarnos debería ser siempre el de nutrirnos con una dieta sana, natural y equilibrada.

La ciencia de la medicina china, se centra principalmente en la energía de los alimentos, que pueden clasificarse como alimentos Ying y alimentos Yang.

Tanto unos como otros pueden ser extremos, lo que conlleva que necesitemos consumir alimentos poco saludables para contrarrestar sus efectos. Si por ejemplo hemos comido carne, notaremos que nuestro cuerpo nos está pidiendo algún alimento dulce, café, algún lácteo…

Si lo que comemos pertenece a alimentos con energía Ying, como podría ser alguna bebida azucarada, sentiremos necesidad de compensar con alimentos Yang, queso, embutido, etc…

Alimentos Ying extremos

Son los que nos crean hinchazón, enfrían, desconcentran, tienen un efecto rápido, bloquean las grasa y nos hacen acumular líquido.

Alcohol, café, bebidas azucaradas, lácteos, frutas tropicales, solanáceas (pimientos, tomates, berenjenas, patatas…).

Alimentos Yang extremos

Acumulan, engordan, crean sensación de calor, y nos dan necesidad de dulce.

Marisco, aves, carnes, quesos, huevos, embutidos, pizzas, bollería, sal.

Lo ideal para mantener nuestra energía equilibrada es optar por alimentos con vibración estable, y consumirlos diariamente:

  • Endulzante naturales (melazas de cereales, sirope de agave, concentrados de fruta naturales).
  • Frutas frescas (locales)
  • Frutas secas
  • Semillas
  • Verduras verdes, redondas, de raíz.
  • Algas
  • Legumbres
  • Proteínas vegetales (Seitan, Tofu, Ahumados, Tempeh)
  • Cereales integrales y pasta integral
  • Pescado

Namasté.

*Artículo publicado en el blog de Mukhas Collection el 21 de Marzo de 2016.

El barco y el agua

Así como el barco y el agua viven en equilibrio y armonía: el  barco se desliza y navega por el agua sin permitir que el agua penetre en su casco y le hunda; de la misma manera, una persona espiritual tiene que relacionarse con el mundo, vive en el mundo pero no permite que el mundo entre en su mente, que le afecte. El mundo no debe regir tu vida, ni perturbarte y eso, sólo es posible cuando conectas con el corazón y permaneces  anclado en él, ¡entonces, nada puede ya alterar tu paz!

Sri Swami Purohit